¿Por qué caes mal a la gente?

Actualizado: 20 de jul de 2018

Incluso las personas que tienen millones de amigos y que suelen caer muy bien siempre caerán mal a alguien, no se puede caer bien a todo el mundo. Pero si que es verdad que hay ciertos rasgos que aumenta la probabilidad de caer mal. Si los conoces y los evitas mejorarás sustancialmente tu forma de relacionarte con los demás.



Si lo prefieres también puedes escuchar este artículo en Ivoox.

Habrás escuchado más de una vez la frase no se puede caer bien a todo el mundo. Esto lo tienes que tener muy en cuenta ya que si tienes un montón de amigos y estás unido a tu familia porque no le caigas bien a una persona o grupo de personas eso no debe hacerte sentir mal ni minar tu autoestima. Simplemente, no le des más vueltas.


Pero sí que es verdad que existe un grupo de personas que no se llevan bien con la gente y no saben por qué. ¿Eres de este grupo?

  • ¿Tienes muchos amigos?

  • ¿Hablas con ellos o los ves a menudo?

  • ¿Cuándo estás en una situación social eres de los que participan en las conversaciones y bromas?

  • ¿Crees la gente en general te hace caso? 

  • ¿En el trabajo te llevas bien con los compañeros? 

  • ¿Has formado un grupo en el trabajo con el qué mantienes conversaciones personales de calidad? 

  • ¿Te sientes querido y valorado profesionalmente? 

  • ¿Te sientes querido y valorado en tu familia?

¿Cuántas respuestas a las preguntas anteriores son negativas? Si has contestado que no a la mayoría de las preguntas tienes que plantearte muy seriamente que no le caes bien a la gente.

Todo se puede modificar si cambias los pensamientos, habilidades, actitudes y comportamientos por otros más adecuados.

Por lo tanto lo primero que nos tenemos que plantear es qué es lo que estás haciendo mal para haber llegado a este punto. Las personas que caen mal (dejando a un lado que hayas hecho algo malo a las personas que te rodean) suelen ser por una serie de comportamientos muy característicos y que se repiten en cada una de ellas. Vamos a verlos en profundidad.

Comportamientos que hacen que caigas mal a la gente. 


Cuando las personas contamos algo de nuestra vida nos gusta que nos escuchen atentamente, que nos miren y que nos presten atención.


No sabes escuchar.


Las personas que caen mal a la gente suelen ser personas que cuando las hablan se distraen con otras cosas y a mitad de la conversación dejan de mirarte o te hacen una pregunta que no tiene nada que ver con lo que estás contando. ¿Eres así? Si quieres caerle bien a la gente tienes que practicar lo que se denomina escucha activa, es decir, prestar atención a lo que te dicen, hacer gestos de asentimiento o hacer lo que se denomina recapitulación qué es un resumen de lo que está contando la otra persona para ver si lo hemos entendido bien. No juzgar. Sí hacer preguntas sobre el tema.


Siempre quiere ser el protagonista de la película.


Las personas que caen mal suelen escuchar a los demás hasta que se acuerdan de algo de su propia vida y cortan para contarlo. No suelen dejar que la otra persona termine su historia sino que acaparan la conversación.


Una conversación es cosa de 2 o de más personas por lo tanto deja que los demás terminen sus historias y ya tendrás turno para contar la tuya.

Tienes menos sentimientos que una piedra


Cuando alguien te cuenta algo que sea triste o que sea feliz busca que le muestren compasión o entusiasmo.


Si eres de los que son incapaces de contagiarse con los sentimientos de los demás necesitas practicar la empatía osea la capacidad de ponerte en la piel del otro. Un ejercicio muy bueno sería pensar en una situación parecida que te haya pasado a ti, recordar lo que sentiste y luego aplicarlo a la conversación que estás manteniendo. Si aún así te sigue costando un pequeño truco es decir "lo siento" cuando te cuenten algo triste o "¡qué bien!" cuando te cuente de algo divertido.

Si no tienes algo interesante que decir no digas nada.


Las personas que caen mal normalmente son incapaces de callarse en ninguna conversación, sienten una imperiosa necesidad de añadir algún comentario sea cual sea.


Cuándo se te ocurra algún añadido a la conversación que venga a cuento y que aporte algo fenomenal pero si no se te ocurre nada inteligente qué decir es mejor que no digas nada.


Las personas que caen mal suelen ser personas que hacen comentarios inoportunos, evidentes o que pueden considerarse como estúpidos por los demás. Cómo dice el dicho es mejor callarse y parecer estúpido que hablar y confirmarlo.

Siempre estás hablando en primera persona


Las personas que caen mal suelen ser bastante egocéntricas. Se ponen de ejemplo en todas las conversaciones o a sus personas cercanas y usan mucho la primera persona yo he hecho, yo he dicho... Aunque detrás de ello halla un equipo de gente.


A las personas les gusta que le reconozcan las cosas o las incluyan en las conversaciones por lo que observa las palabras que utilizas y comprueba si usas mucho la primera persona del singular yo, comienza a sustituir el "yo" por el "nosotros". Si involucra a las personas en tus logros caerás mejor.

Siempre te pones a dar consejos que nadie te ha pedido.


Si no te piden un consejo directamente no lo des. Las personas por lo general cuando mantenemos una conversación buscamos que nos escuchen y que los comprendan pero no que nos den consejos y nos sermoneen.


Si eres una de esas personas que van repartiendo consejos por el mundo sin que te los pidan córtate porque tú tienes tu forma de hacer las cosas que no tiene porqué ser la buena para todo el mundo simplemente es la buena para ti. Da consejos solo cuando te los pidan y estarás mejor visto.


Siempre llegas tarde.


Cuando alguien te está esperando nunca debes llegar tarde y menos tomar eso como una costumbre ya que la otra persona se sentirá molesta porque es una falta de respeto hacia ella y su tiempo. Por lo tanto procura llegar siempre a tu hora (o 10 minutos antes mejor) ya que así parecerás una persona más digna de confianza. Si en algún momento vas a llegar tarde y hay otra persona esperándote, al menos, manda un mensaje de aviso lo más pronto posible para que pueda planificarse el tiempo y aunque llegues tarde se sentirá agradecida porque has informado.


Siempre pones excusas para no hacer las cosas.


Los reyes de las excusas suelen caer fatal a los otros ya que muchas veces todo aquello qué no haces con algún pretexto lo tiene que hacer otra persona. Intenta ser una persona más activa y proactiva, no seas un vago/a, no pospongas en exceso las cosas, en el trabajo si te piden un informe, un presupuesto, etcétera hazlo aunque no te apetezca porque probablemente tu decisión de no hacerlo repercuta negativamente en otra persona. Aparte que mostraras una apariencia de desinteresado y vago.

Intentas apropiarte de los logros de los demás.


Esto viene un poco de la mano de lo de hablar en primera persona. Las personas que caen mal suelen intentar apropiarse de los logros de los demás, no siempre lo hacen conscientemente puesto que están tan acostumbrados a hacerlo qué es algo que le sale sin más.


Obsérvate y mira si has intentado apropiarte del trabajo de otra persona como por ejemplo adelantarte a informar al Jefe antes que la otra persona. Siempre tienes que estar interesado por el trabajo de los otros ya que si no estás ayudando durante todo el proceso del trabajo y apareces al final cuando ya está resuelto el problema quedarás como un aprovechado/a y eso está muy mal visto.

Por lo menos usa las fórmulas de cortesía básicas.


No hay nada que más molesta a la gente que alguien entre en un sitio y no salude. Acostúmbrate a decir "hola" o "buenos días" o "buenas tardes" al entrar al sitio y "adiós" o "hasta luego" cuando te vayas. Da "gracias", di "por favor", y di "lo siento "cuando sea necesario. Esto es algo básico que enseñamos siempre a los niños pero parece que a medida que nos vamos haciendo adultos se nos olvida. Es muy importante que vuelvas a incorporarlo a tu vida. 

Critican a los demás.


Las personas que caen mal suelen criticar a los otros a sus espaldas. Te piensas que estás haciendo grupo y te sientes bien porque los demás te están haciendo caso pero lo que consigues es que piensen que no eres una persona de confianza ya que si estás haciendo eso con otra persona cuando ellos no estén presentes pensarán que haces lo mismo. 

Hablas más de problemas que de soluciones.


Las personas que caen bien son aquellas que buscan soluciones o que minimizan la importancia de los problemas. Mientras que las personas que caen mal suelen ser aquellas que hacen un drama de todo. Intenta pensar en positivo y aportar soluciones, buscar el lado bueno de cada situación.


A la gente no le gustan los problemas ni que les estén todo el día recordando los inconvenientes y las cosas malas.

Estas son algunas de las características que he recopilado hablando con la gente y de mi propia experiencia. Si tú tienes alguna más que aportar estaré encantada de que lo dejes en los comentarios y lo añadiré al artículo.

Si eres una de esas personas que no caen bien a los demás sigue estos consejos y lee el artículo de personas tóxicas vs personas beneficiosas ya que probablemente te sentirás muy identificado con la tabla de características de las personas tóxicas. Lo único que tienes que hacer es cambiar tu comportamiento para adaptarlo a las características de la tabla de las personas beneficiosas. Al principio te costará pero poco a poco puedes conseguirlo.



Esperamos que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario. Y si necesitas contactar con nosotros en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info



¡Muchas gracias por leernos!