¿Parejas a la Defensiva? ¿Cómo afrontamos el problema?

Actualizado: 8 de may de 2019


Si ya has leído anteriormente alguno de nuestros artículos sobre parejas te habrás dado cuenta de que nosotras no pensamos que las discusiones sean negativas. Las buenas #discusionesdepareja, superar con éxito los conflictos, son imprescindibles para tener una relación sana, hacerla más fuerte y más unida. Siempre y cuando estas discusiones se hagan siguiendo unas reglas básicas de respeto hacia el otro. Puedes descubrir estás reglas en el artículoSuperar las discusiones de Pareja Pero una cosa es discutir de vez en cuando y de forma #constructiva y otra cosa es discutir por todo porque uno o los dos miembros de la pareja se comporta de una forma #defensiva, provocando discusiones interminables que nunca llegan a ningún lado, sin asumir responsabilidades ni llegar a acuerdos.


¿Qué es una conducta defensiva? Es cuando ante una experiencia que percibimos como #amenazante tenemos la necesidad de protegernos y podemos usar la #distorsión y así evadimos la amenaza o podemos usar el #rechazo y no dejamos que la amenaza entre en nuestra conciencia.

Vamos a ver algunos ejemplos reales en los que puedes estar usando la actitud defensiva en tu pareja. Vamos a poner 1 a uno de los dos miembros (piensa en tu propia pareja e identifica a cuál representa mejor la frase) y 2 al otro miembro:

1. Ainss te pedí que me recordaras que fuera a comprar leche. 2. ¡No me dijiste nada! (se enfrenta al comentario que percibe como una amenaza porque sabe que se le ha olvidado pero usa el rechazo de la realidad y devuelve la culpa a la otra persona)

1. ¿Por qué no has lavado los platos como te pedí? 2. Tú tampoco haces las cosas que te pido. (de esta forma distorsionas la realidad y justificas que no has hecho algo escudándote en una mentira porque tu pareja probablemente hace casi todas las cosas que se le piden)

1. (Tu pareja se pone a llorar ante algo que le has dicho que le ha dolido) 2. ¡Ya estás llorando! No se te puede decir nada, tampoco creo que sea para tanto (distorsiona la realidad menospreciando lo que siente la otra persona para no aceptar su parte de responsabilidad)

¿Cuáles son las posibles causas que provocan una actitud defensiva?

A continuación voy a explicar algunas de las #razones por las cuales tu pareja o tu podáis estar a la defensiva. No obstante como en todos los artículos queremos que la posible solución esté en tu mano. No puedes cambiar la conducta de los demás directamente, lo único que puedes hacer es comportarte de forma diferente para provocar ese cambio.

Problemas de autoestima

Si tienes una #bajaautoestima eres más propenso/a a pensar que los demás te están atacando. Muchas veces las críticas de los demás (aunque sean con buena intención y constructivas) las percibes como amenazas ya que tu baja autoestima hará que interpretes que te están faltando el respeto o pensando que no eres una persona válida, capaz de solucionar sus problemas. También es probable que te cueste reconocer cuándo te has equivocado ya que eso lo considerarías un fracaso. Si sufriste humillaciones en el pasado que no has superado puedes interpretar los comentarios de tu pareja como intentos de ridiculizarle.

Baja inteligencia emocional La #inteligenciaemocional es la capacidad de reconocer tus propias emociones, las emociones de los demás y saber gestionarlas. Si tienes una baja inteligencia emocional las emociones te controlan a ti, por lo que ante un comentario de tu pareja que te duela la reacción será tan intensa que necesitarás atacar (o atacará tu pareja si es ella la defensiva). También aparece esta actitud si te resulta difícil o nunca has expresado tus sentimientos abiertamente.

Falta de Asertividad La #asertividad es un rasgo de personalidad que consiste en saber defender tus propias opiniones de una manera natural, calmada y positiva, sabiendo negociar los desacuerdos y llegando a soluciones. Este rasgo se situaría en el centro de dos extremos: la conducta agresiva y la conducta inhibida. Si tiendes a la #agresividad te sueles poner un escudo protector y solo escuchas para contestar y para demostrar que tienes razón. Si tiendes a la #inhibición seguramente te calles cada vez que alguien te hace daño o no estás de acuerdo con algo. Lo que pasa normalmente es que vas acumulando frustración hasta que un día no puedes más y comienzas a sacar temas del pasado (o que no tienen nada que ver con la discusión actual) generalmente de una forma agresiva pero solo para desahogarte sin posibilidad de diálogo para llegar a una solución.


Tanto si eres agresivo/a como si eres inhibido/a te cuesta mucho expresar lo que piensas de una manera constructiva.

Baja flexibilidad neurológica Ya lo hemos dicho en otros artículos. Cuando te comportas siempre de una forma las conexiones neuronales que se activan en tu cerebro con ese comportamiento se hacen más fuertes, por lo tanto, ante otras situaciones parecidas ese comportamiento será el predominante. Si estás acostumbrado/a a actuar a la defensiva constantemente tu red neuronal predominante es la de esa actitud por eso es tan difícil cambiarla. Es difícil pero no imposible.


Educación en la infancia

Hay diferentes tipos de educación que recibimos de nuestros padres que pueden provocar que seamos personas adultas con mayor necesidad de defendernos. (En este mismo blog puedes encontrar un artículo que se llama "Dime qué clase de padre eres y te diré cómo serán tus hijos" que puede ayudarte en este tema). Resumiendo, si eres hijo/a de unos padres autoritarios con los que no había posibilidad de diálogo abierto, es más probable que generes este tipo de personalidad puesto que recibiste muchas #críticas en el pasado sin posibilidad de réplica y negociación. Si tus padres fueron muy estrictos, enfocados en los resultados más que en el esfuerzo, aprendiste que nunca se puede fracasar y que si lo haces eres menos válido, es por eso que perder en una discusión con tu pareja lo afrontes como algo de honor. Si tuviste padres sobreprotectores que suelen considerar que sus hijos lo hacen todo bien y que ellos son los únicos qué pueden hacerle críticas, nadie ajeno, puedes estar a la defensiva con tu pareja porque no consientes la posibilidad de que te intenten demostrar que no eres perfecto/a, estás haciendo algo mal o te critique alguien "nuevo". Si tuviste una familia desestructurada o dónde había violencia familiar probablemente habrás crecido pensando que tienes que defenderte del mundo porque en cualquier momento te pueden hacer daño. Hay veces que no son los padres sino los propios hermanos, abuelos, primos, personas muy cercanas en la infancia, los que han tenido una actitud de crítica destructiva que ha podido generarte un sentimiento de falta de valía.

Experiencias pasadas

Aquí incluimos experiencias que puedes haber tenido en el colegio, con los amigos o con las parejas pasadas. Puede ser que te hayas sentido menospreciado en el colegio (por ejemplo por tus profesores) y poco válido y en el momento que tu pareja hace un comentario qué atenta (a tus ojos) sobre tu inteligencia sientes qué te están llamando estúpido/a. Tal vez alguna de tus amistades te haya fallado en algún momento y puedes interpretar que la actitud de tu pareja se parece a aquella vez que te abandonaron y necesitas defenderte ante la futura catástrofe (esto lo haces de manera inconsciente normalmente). Puede ser que tu anterior pareja te faltara al respeto o fuera celosa o manipuladora y en una situación de discusión con tu actual pareja veas ciertos rasgos similares al pasado y temas que se vuelvan a producir.

Problemas actuales Todos los días te enfrentas a problemas ya sean domésticos, familiares, con compañeros de trabajo, amigos, laborales, de dinero... Que hacen que que estés más estresado/a. Puede ocurrir que en una discusión aparezca alguno de estos temas candentes y sientas que tu única solución es defenderte ante otro posible ataque. También puede ser que estés sufriendo problemas físicos, alguna enfermedad que te tenga preocupado/a y ansioso/a, problemas de sueño que hacen que tengas menos paciencia y estés más irascible.

Estas son algunas de las posibles causas por las cuales puedes actuar a la defensiva (o lo mismo aplicado a tu pareja si es él/ ella que más se comporta así) en una discusión de pareja. Puede haber más, por eso es muy importante que te mantengas atento/a a las situaciones o comentarios que provocan que tú o tu pareja os pongáis a la defensiva e intentes encontrar la razón que hay debajo.

No podemos cambiar directamente la conducta de los demás, lo único que está en nuestra mano es cambiar nuestras propias conductas.

Si eres tú el defensivo/a haz análisis de tu propia vida y encuentra qué razones y qué temas en concreto hacen que aparezca esta actitud, trabájala y cámbiala. Si es tu pareja, preocúpate de hacerle preguntas sobre su vida (no en plena discusión sino en momentos relajados para ver si puedes encontrar la causa). Piensa qué conductas puedes cambiar tú para hacer que la otra persona cambie. Estarás pensando que esto es muy complicado y no te voy a engañar, lo es, pero se puede conseguir y para ello a continuación te voy a dar unos tips* que pueden ayudarte en este camino.

*Nota: Hay veces que la relación está ya tan deteriorada y hay tantos temas abiertos que puede que esto no funcione. En ese caso tendréis que plantearos hacer terapia de pareja, si eres tú el defensivo/a terapia individual y si tu pareja no acepta ir tendrás que considerar la opción de ir tú para ver como poder afrontar con el problema.



¿Qué podemos hacer para luchar contra la actitud defensiva?

Buscar las razones Como ya adelantaba hay que encontrar las #causas que hay detrás de esos comportamientos. Tendrás que ponerte en la piel de un detective qué analice el pasado y las relaciones actuales de tu pareja o tuyas para intentar encontrar que hay detrás de tus comportamientos defensivos con tu pareja (o de los suyos). En la mayoría de los casos no son problemas relacionados con la pareja actual sino patrones de comportamiento que se van repitiendo constantemente en tus relaciones

Flexibilidad

Como hemos dicho es muy difícil cambiar un comportamiento dominante durante años pero no es imposible. Para ayudar a tu cerebro a ayudarte empieza a darle comportamientos nuevos contrarios a tu actitud defensiva, busca otras posibles interpretaciones a las palabras de tu pareja, intenta encontrar una razón constructiva ya que tu pareja quiere lo mejor para ti. Abre el abanico de posibilidades y lucha contra este comportamiento. Si es tu pareja la que está a la defensiva intenta darle posibles alternativas a su interpretación "vale tú piensas esto pero ¿no podría ser esto otro? ¿O esto?" Intenta de una forma calmada y sutil que confronte sus hipótesis destructivas y las cambie por opciones más positivas.

Mucho amor y mucha paciencia

Es una actitud complicada de tratar por eso tienes que armarte de #paciencia ya que es la única forma de generar un cambio. Nunca vas a conseguir que la otra persona desista de su comportamiento con ataques gritos reproches o chantajes emocionales. Lo único que conseguirás será hacer más grande su escudo.



Elige tus batallas


Si intentas pelear hasta el límite de tus fuerzas todas y cada una de las discusiones te agotarás y perderás el foco y la paciencia. Elige aquellas batallas más importantes para pelearlas, a veces una retirada a tiempo es una victoria. No quieras ganar en una pelea sobre quién ha ido más veces a comprar o a sacar al perro o quién ha limpiado más que el otro... Reserva tus fuerzas para batallas más importantes. Si tú eres el defensivo plantéate si merece la pena generar una discusión por ese tema o puede haber otras opciones mas pacificas de resolverlo. La mayoría de los problemas tienen una solución muy simple no los compliquéis rebuscando en lo que hicisteis o dejasteis de hacer, enfocaros en el futuro y en lo que haréis a partir de ahora.

Para a tiempo la discusión Cuando estás discutiendo sobre una cosa con tu pareja y ves que se empieza a desviar del tema principal y aparecen otros problemas: para la discusión. Es muy importante saber dónde está la barrera que separa una discusión constructiva dirigida a una solución y una discusión destructiva dirigida a hacerse daño mutuamente, irritarse y reprocharse. Es mejor dejar de discutir, salir de la situación, calmarse y volver a retomarla cuando los dos estéis en una actitud más positiva.

Mira dentro de ti mismo/a Hay veces que no nos damos cuenta de que somos nosotros los que sin querer provocamos la actitud defensiva en nuestra pareja ¿has hablado con cariño? ¿has atacado? ¿has alzado la voz? ¿has dado por supuesto cosas? El escudo nace de una amenaza y a veces no hace falta buscar muy lejos porque son nuestras propias conductas y actitudes las que pueden estar provocando. Cuando estéis mas calmados pregunta ¿podría haber actuado de otra forma para evitar que te pusieras así? eso si, nunca lo digas en medio de la discusión y con la típica pregunta de ¿por que te pones a la defensiva? ya que hará que tu pareja refuerce el escudo.


Acepta el mapa mental del otro. En el artículo de 10 principios que cambiarán tu vida ya hablamos de que nadie ve la realidad tal y como es por lo tanto es imposible que tu pareja entienda la vida y la vea con tus ojos. Acepta que él/ella tiene otra visión del mundo tan válida como la tuya. Intenta "ponerte en su piel" para entender por qué dice y hace lo que dice y hace.

No juzgues y da tu brazo a torcer


Las cosas no tienen que ser siempre como tu quieres que sean, también tienen que ser como quiere tu pareja. Cede, dale batallas ganadas, se comprensivo/a, no pretendas tener la razón siempre porque puede que te estés equivocando, piensa en esa posibilidad cada vez que te pongas terco/a

Reconoce tus errores Si has hecho daño pide perdón, si has gritado o hablado de forma dura pide perdón. Si te demuestra o te das cuenta de que te has equivocado reconócelo, no pasa nada, es tu pareja no tu enemigo, le gustará escucharlo.

Habla desde el "yo me siento" y no desde el "tu has hecho"

No te centres en acusar y atacar a la otra persona. Utiliza el "yo creo que tenemos que calmarnos y llegar a una solución", "yo me siento mal cuando llegamos a este punto"... no "tu me sacas de quicio", "no se puede hablar contigo", "eres imposible", "no tienes razón"... veamos como podemos cambiarlo:

"Tu me sacas de quicio" ---> "cuando hablas en ese tono me pongo nervioso/a"

"No se puede hablar contigo" ---> "creo que estamos un poco alterados, vamos a calmarnos y lo retomamos cuando estemos mas relajados"

"No tienes razón" ---> "tu piensas eso, yo creo que la razón puede ser esta..."

"Siempre estás igual" ---> "creo que te estás alterando, ¿puedo hacer algo para que estés mejor?"

Que ataques es lo que tu pareja espera que hagas, cuando cambias tus frases por otras mas constructivas no solo estás alterando la dinámica común de vuestras discusiones sino que tu pareja se sentirá "descolocada" y lo más seguro es que baje un poco el escudo.

No pidas perdon ni te eches las culpas si no sientes que sea así Hay algunas personas que por no discutir, por no decir algo para que su pareja se ponga a la defensiva, piden perdón aun pensando que no han hecho nada malo y /o se echan la culpa cuando probablemente sean los que menos tienen. No hagas esto porque alimentas la actitud defensiva de tu pareja.

Por último no olvides que las "culpas" en una pareja son cosa de dos, cada uno tiene una parte de responsabilidad ya sea en la creación del conflicto, en hacerlo crecer, en no solucionarlo y que aparezca recurrentemente. Osea que antes de mirar lo que hace mal tu pareja piensa en lo que tu estas haciendo mal y comienza a cambiar tu parte ya que probablemente tu nuevo comportamiento conlleve un cambio por parte de tu pareja.

Si necesitas consejo o terapia psicológica Tu Consulta online cuenta con especialistas que pueden ayudarte en este problema, no dudes en consultarme si pruebas estos tips y no te funcionan. No lo des por perdido, habrá que profundizar más o estarás pasando por alto cosas, con ayuda lo podrás ver.



Esperamos que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario. Y si necesitas contactar con nosotros en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info


¡Muchas gracias por leernos!


185 vistas