Niños Tímidos, 10 Habilidades Básicas Para Relacionarse con los Demás

¿Tu hijo es alegre como un cascabel en casa y cuando salís le cuesta interactuar con otras personas?

¿Estás preocupado porque a tu hijo le cuesta entablar amistades?

¿Vais al parque y ves que todos los niños juegan y se acercan unos a otros y el tuyo prefiere jugar solo?

¿Temes cuando os invitan a alguna fiesta porque sabes que para tu hijo será un mal trago?

En este post te damos las claves para vencer la timidez y ayudar a tu hijo a relacionarse con otros niños o adultos de fuera de su entorno más cercano.




Las habilidades que tenemos para relacionarnos con otras personas se denominan en psicología #habilidadessociales y son aquellos comportamientos que llevamos a cabo para interactuar con los demás de forma satisfactoria. Los expertos en la materia, han establecido cinco grandes grupos de habilidades para facilitar el entrenamiento en el ámbito clínico y educativo.



1. Habilidades de Acercamiento: son aquellas que nos permiten entablar relación con otras personas. Dentro de este grupo se incluyen habilidades básicas como escuchar o mirar a los ojos y otras más complejas como seguir instrucciones o pedir ayuda.


2. Habilidades relacionadas con el Manejo de Sentimientos: mediante estas habilidades interpretamos y expresamos nuestros #sentimientos en relación con los de más y aprendemos a interpretar a otras personas y a actuar en consecuencia. La #empatía que es la capacidad que tenemos para ponernos en el lugar de otras personas y entender sus pensamientos y sentimientos de imaginarnos qué pensaríamos o sentiríamos nosotros si fuéramos ellos es un habilidad fundamental para el funcionamiento social que pertenece a este grupo.



3. Habilidades Relacionadas con la Convivencia: estas habilidades tienen mucho que ver con la educación y las normas básicas de cortesía. En este grupo es en el que podemos encontrar más diferencias culturales. Aunque hay comportamientos que en una cultura pueden ser considerados como adecuados mientras que en otras pueden interpretarse como un gesto de mala educación, las habilidades de este grupo en todas las culturas tienen en común que son mecanismos creados socialmente alternativos al uso de la #agresión. Algunos ejemplos, son esperar turnos (en lugar de llegar y ponerse el primero), compartir (en lugar de arrebatar algo), emplear el autocontrol (en lugar de actuar en base a la emoción)….


4. Habilidades para Hacer frente al Estrés: usamos las habilidades que pertenecen a este grupo cuando nos encontramos ante una situación social en la que existe un #desacuerdo o #conflicto, por ejemplo, cuando respondemos a una acusación, queremos mostrar desacuerdo, hacer una qactuar diferente al resto del grupo.


5. Habilidades de #Planificación: son aquellas que usamos para tomar #decisiones, para establecer un orden de importancia o para centrarnos en alguna tarea.



Si tu hijo es tímido es muy probable que necesite entrenamiento en habilidades de los dos primeros grupos.


"¿Cómo que entrenamiento? A mí nunca me han entrenado para eso y no he tenido ningún problema para relacionarme"

Aunque todos los niños se pueden beneficiar del aprendizaje de habilidades sociales, es cierto que algunos lo necesitan más que otros.


La #timidez puede ser entendida de varias maneras, desde la #psicologíacognitivoconductual se entiende como una percepción de poca eficacia a la hora de interactuar con otras personas que tiene como resultado el miedo a la evaluación y a las opiniones de otras personas. Como la persona siente miedo, prefiere evitar dichas situaciones pasando desapercibido o intentando participar lo menos posible.



Las Habilidades Sociales se aprenden, por lo general en contextos de aprendizaje natural no estructurado, es decir, se aprenden en casa, en la calle, en el colegio, en los bares y restaurantes, en el parque.... sin que nadie nos las enseñe de manera explícita.


Los estudios realizados en este campo han puesto de manifiesto que las habilidades sociales se aprenden a través de un mecanismo muy concreto de aprendizaje "El #aprendizajeobservacional" o "#AprendizajeVicario". La Teoría del Aprendizaje Social dentro de la que se incluye el aprendizaje observacional fue propuesta por el psicólogo canadiense Albert #Bandura. Esta teoría surge para complementar a las teorías clásicas del aprendizaje (condicionamiento clásico y operante) que no terminaban de explicar los mecanismos por los que los seres humanos aprendemos a través de la observación del comportamiento de otras personas y sus resultados.


Bandura dijo que aprendemos a algunos comportamientos como consecuencia de la observación de otras personas (a las que llamó #modelosdeconducta) y la imitación o repetición de esas conductas. Numerosos estudios han demostrado que a través de este mecanismo de aprendizaje es como adquirimos las habilidades para relacionarnos con otras personas.



Este hallazgo viene a explicar lo que todos sabemos de manera intuitiva, los niños aprenden a través del #ejemplo. Pero ¿Quiénes son sus modelos? ¿A quien eligen imitar? Sabemos que los niños elijen como modelo a las personas de su entorno con las que más se identifican o a referentes de conducta (a personas a las que se quieren parecer) por lo que los modelos más relevantes en la #infancia son #padres y #hermanos mayores y en la #adolescencia los #amigos.


Sabiendo que sois los modelos a través de los cuales vuestros hijos aprenden este conocimiento no es difícil deducir el primer consejo que es la #regladeoro:



Sé el mejor ejemplo

Si tú eres tímido y evitas la interacción con los demás o cuando lo haces, te muestras muy tenso o tus interacciones son algo incómodas, tu hijo tiene un modelo pobre de habilidades sociales, por un lado porque al tratar de evitar las relaciones con los demás le estás restando oportunidades de observar y repetir y, por otro, porque si tus interacciones son tensas, tu hijo observa que producen un mal resultado e inconscientemente aprende a no repetirlas. Por lo que si eres tímido tendrás que trabajar a la par con tu hijo para adquirir la destreza que te permita unas interacciones satisfactorias y ser un buen modelo de conducta para tu hijo.




A continuación te damos las claves para ser un buen modelo y poder enseñar a tu hijo las habilidades sociales de #acercamiento básicas


1) Establece #contactovisual

  • Cuando hablamos con otras personas es importante mirarles a los ojos, de esta manera les indicamos que, tanto ellos, como lo que van a decir es importante para nosotros.

  • Además el contacto visual nos ayuda a captar información no verbal muy relevante de cara a la interpretación de sus pensamientos y emociones.

  • Cuando miramos a los ojos de los demás proyectamos imagen de seguridad y confianza lo que afectará positivamente a su opinión sobre nosotros.

  • Al principio puede ser complicado mirar directamente a los ojos de alguien si nunca lo has hecho. Si te causa o sientes que a tu hijo le causa incomodidad, puedes mirar a la persona entre las cejas, tu te sentirás más cómodo y la persona no notará la diferencia.



2) #Sonríe

  • Otras investigaciones realizadas en el ámbito de la interpretación de emociones demuestran que los niños tienen una capacidad similar a los adultos para captar emociones fingidas o impostadas.

  • Una sonrisa natural se hace con toda la cara, no sólo con la boca. Los ojos y las mejillas son características de la emoción genuina de alegría.

  • Los estudios realizados en el campo del lenguaje no verbal indican que las personas que sonríen son evaluadas de manera más positiva por los demás y son elegidas con más frecuencia por los demás para iniciar nuevas interacciones.

  • Si al principio es difícil sonreír auténticamente, cambia tu #diálogointerno y habla contigo mismo en tus pensamientos sobre porqué es positivo hablar con los demás o conocer a nuevas personas y porque es un motivo de alegría o de felicidad y no una ocasión de inconveniencia o incomodidad. En este artículo de Aroa Granados https://www.tuconsultaonline.info/blog/los-pensamientos-negativos-el-poder-que-tienen-sobre-tu-vida-y-claves-para-manejarlos puedes encontrar las claves para trabajar en los pensamientos que te están limitando.

3) Escucha

  • Parece muy simple pero #escuchar y que la otra persona sienta que le estás escuchando implica llevar a cabo unos pasos:

  1. Mira a la persona que está hablando a la cara, establece contacto ocular.

  2. Si estás haciendo otra cosa y puedes dejar de hacerla en ese momento, hazlo.

  3. Piensa en lo que se está hablando. Asiente con la cabeza, diciendo si o "aja".

  4. Espera a que te llegue el turno para hablar. No te impacientes y cuida tu lenguaje corporal (no muevas demasiado los pies, ni te alejes)

  5. Di lo que quieras decir. Haz preguntas y expresa tus impresiones y opiniones en relación a lo que acabas de escuchar.

  • Mirar a la persona y contestar algo relacionado con lo que te acaba de decir es la mejor manera de demostrar a la otra persona que le estamos escuchando y que sus palabras son importantes para nosotros.



4) Cuida tu #lenguajenoverbal

  • A veces nuestros movimientos dicen más de nosotros que nuestras palabras, por eso cuidar el lenguaje corporal es muy importante. El 90% de la información de una conversación la obtenemos a través de los gestos.

  • La cabeza erguida, la espalda recta, mirar a los ojos, tener las manos a la vista y gesticular por debajo de los hombros, mover nuestras manos para acompañar nuestras palabras son gestos que proyectan #seguridad, control de la situación y comodidad.

  • Sin embargo, evitar la mirada, moverse en el sitio, mover mucho los pies, tocarse la cara, tocarse el pelo, recolocarse la ropa, esconder las manos en los bolsillos o dentro de las mangas, proyectan inseguridad, #nerviosismo y #timidez.

  • En relación a la distancia, hay que situarse en una distancia que permita entenderse respetando el #espaciopersonal de nuestro interlocutor. El espacio personal es la distancia a la que estamos cómodos en la interacción con otras personas. En la cultura anglosajona, el espacio personal es más amplio, las personas se acercan menos unas a otras, mientras que en la cultura latina y mediterránea nos situamos más cerca sin incomodar a la otra persona. Una referencia aproximada es 50 cm para interacciones de amistad, 120 cm para relaciones profesionales y 3,5 m con personas desconocidas en espacios públicos.

  • También es importante valorar si es adecuado o no establecer #contactofísico (palmadas en la espalda, manos en el hombro...). Da dos besos o la mano cuando la situación lo requiera. Nunca rechaces una iniciativa de contacto por parte de la otra persona a no ser que sea improcedente. No toques por encima de cuello ni por debajo de los hombros.



5) Habla amablemente

  • La manera en la que nos dirigimos a otras personas afecta mucho a la impresión que tendrán de nosotros.

  • Usa un tono de voz amable, tranquilo y pausado.

  • Habla despacio para poder elegir las palabras adecuadas y ordenar las ideas.

  • Elige palabras y formula tus frases de manera que transmitan #amabilidad.

  • Piensa en lo que vas a decir antes de hablar. A veces pensamos una idea y al formularla suena muy diferente a lo que habíamos planeado y sin darnos cuenta podemos hacer comentarios inadecuados. Por eso es importante pensar bien antes de empezar una conversación.

  • Usa el tono de voz adecuado, es importante hacernos oír por os demás sin que esto requiera un esfuerzo adicional por parte de los demás, si hablamos demasiado bajo las personas perderán interés con facilidad y trasmitimos sensación de inseguridad. Por otro lado un tono demasiado alto puede resultar agresivo o demasiado invasivo.

  • La distancia a la que se encuentra la persona y el ruido ambiente serán los factores más importantes para modular el volumen de nuestra voz.

6) Saluda, siempre saluda

  • Es muy común en las personas tímidas el intentar evitar las interacciones con personas conocidas para escapar de ese sentimiento de incomodidad, sin embargo, conforme lo vayamos haciendo de manera automática nos causará menos incomodidad.

  • Esta demostrado que cuando no saludamos a alguien, lo que llamamos comúnmente "hacernos los locos" la otra persona se da cuenta de que estás disimulando en un 90% de los casos.

  • Cuando saludamos trasmitimos a la otra persona consideración, buena educación, seguridad en nostros mismos e interés por su persona.

  • Para #saludar adecuadamente:

  1. Mira a los ojos

  2. Sonríe

  3. DÍ "Hola

Si estas lo suficientemente cerca, puedes preguntar a la otra persona cómo está o entablar una breve conversación intrascendente (el tiempo, su saludo algo relacionado con el contexto: si ha pasado el autobús o si es el último en la fila...).

Si estás muy lejos para que se te oiga o saludas a alguien, por ejemplo, desde el coche, usa tu mano para saludar. Mejor usar la mano que la cabeza, aunque si llevamos las manos ocupadas podemos levantar la barbilla brevemente y sonreir en señal de saludo.


7) #Preséntate

  • Cuando te encuentres en un contexto nuevo con gente que no conoces preséntate a alguien, esto te evitará la incomodidad de estar merodeando o de no tener con quien hablar. (En el parque, en un cumpleaños, en la reunión de principio de curso, en tu nuevo trabajo.....)

  • Para esto es más fácil hacerlo con otra persona que esté sola

  • Si todas las personas está en grupo, acércate a un grupo reducido o a una pareja y aprovecha una pausa en la conversación para presentarte. No interrumpas una conversación.

  • Observa el lenguaje no verbal de la gente y elige a personas que ten den sensación de apertura o que te causen simpatía.

  1. Acércate

  2. Mira a los ojos

  3. Soríe

  4. Saluda (dos besos si es adecuado)

  5. Di tu nombre

  6. Pregunta el nombre a la otra persona

  7. Di algo breve sobre ti ("Soy Javi el padre de Mateo, que entra nuevo este año")

  8. Muestra interés por la otra persona, hazle algunas preguntas relacionadas con la situación ("¿cómo se llama tu, hijo? ¿en que curso está? ¿lleva mucho en el cole?")

  9. No hables solo de ti mismo

8) Presenta a otras personas

  • Si vas acompañado deberás #presentar a quien vaya contigo para ayudarle a integrarse y para evitarle un momento de incomodidad.

  • Para presentar a alguien debemos tener en cuenta el #rango: presentamos la persona de menor edad a la de mayor edad, presentamos el nuevo empleado al jefe, presentamos a nuestros familiares nuestros amigos. "Mira mamá, te presento a mi amigo Félix, va conmigo a clase de guitarra".

  • Para presentar a una persona decimos su nombre y una breve descripción de la persona "Juan este es mi hijo, Pablo" " Pablo, Juan es mi compañero de trabajo".

  • Intenta pensar en un tema que tengan en común las personas que estas presentando para que puedan hablar por su cuenta.



9) Inicia una #conversación

  • A veces nos encontramos con personas que vemos de vez en cuando y después de saludar, no estamos seguros de cómo continuar con la interacción.

  1. Saluda.

  2. Haz un breve comentario sobre la situación ("Parece que hoy llega más tarde el metro").

  3. Haz una pregunta a la otra persona ("¿Llevas mucho tiempo esperando?")

  4. Escucha

  5. Habla sobre lo que querías decir

  • A veces se dan silencios en las conversaciones, cuando esto pasa tenemos que decidir si queremos seguir hablando o es mejor terminar la interacción:

10) Para #terminar una #interacción

  • Hay tres buenas razones para terminar una interacción:

  1. La primera de ellas es que se termine la situación por la que empezó la interacción (se acaba la reunion, se termina la fiesta....)

  2. La segunda es que te tengas que ir

  3. La tercera que la interacción se acabe porque ya no hay tema de conversación o porque la persona no muestra interés.

  • Para terminar la interacción:

  1. Esperamos a que se produzca un silencio. Nunca interrumpimos para terminar la interacción esto genera mucho malestar en la persona con la que hablábamos además de ser muy descortés.

  2. Decimos lo que vamos a hacer ("me voy a acercar a ver si ya han salido de clase")

  3. Establecemos un tiempo para volvernos a ver ("luego te veo")

  4. Decimos que ha sido agradable vernos ("me alegro de verte")

  5. Nos despedimos. Las despedidas abruptas o tajantes proyectan incomodidad, es mejor decir "hasta luego" que "adiós".

  6. Miramos a la persona y sonreímos al despedirnos.

  7. Después nos alejamos. Quedarse merodeando después de despedirse puede ser una situación social incómoda para ambas partes.

Como adultos, muchas de estas cuestiones ya las conocemos, sin embargo a veces no las llevamos a la práctica. Es importante esforzarnos para relacionarnos con otras personas adecuadamente para que nuestro hijo disponga de buenos modelos para aprender.





La psicología desarrolló en los años 50 una metodología que se llama #AprendizajeEstructurado a través de la cual se enseñan eficazmente todas las conductas que se aprenden a través de la observación.

En las sesiones de aprendizaje estructurado se lleva a cabo lo siguiente:

  1. Se nombra la habilidad (por ejemplo, saludar)

  2. Se explican los pasos para ejecutarla correctamente. Los pasos se ponen por escrito a la vista

  3. El instructor hace de modelo interpretando un papel en el que los niños pueden observar como se hace. (Role playing)

  4. Los niños lo repiten uno por uno

  5. Reciben retroalimentación sobre su desempeño (se elogian los avances y se pide que repita los errores).

  6. Se hacen ensayos en diferentes situaciones ficticias relacionadas con los ámbitos de la realidad de los niños más comunes (casa, colegio y grupo de amigos)

En casa vosotros podéis practicar los pasos de cada habilidad de esta manera cuando detectéis que vuestro hijo está teniendo dificultades para ejecutar alguna habilidad adecuadamente o cuando observéis que necesita herramientas que le den seguridad para hacer frente a alguna situación de índole #social.


Si necesitáis entrenar una habilidad de manera rápida, podéis hacerlo algo más informal, lo más importante es explicar la habilidad, hacer una demostración delante del niño y pidiéndole a él que lo repita.

Después de que lo intente hay que #elogiar aunque no ejecute la habilidad a la perfección para que siga motivado para seguir aprendiendo. Le decimos lo que puede mejorar y le pedimos que lo repita.

Si es necesario, podemos repetirlo nosotros para que tenga una nueva oportunidad de observar. Una técnica que funciona muy bien es intercambiar los papeles para el niño pueda representar el rol de sí mismo y de la persona con la que va a interactuar.


Unas buenas habilidades sociales predicen una mejor autoestima, percepción de autoeficacia, nos protegen a la hora de desarrollar trastornos del estado de ánimo, adicción de sustancias y de situaciones de abuso.


A día de hoy se sabe que las habilidades sociales y la inteligencia emocional predicen mejor el éxito en la vida personal y profesional que el nivel socioeconómico de la familia de origen y la calidad de la formación académica o los conocimientos.


Podéis reservar vuestras sesión de orientación para padres en https://www.tuconsultaonline.info/solicitar-terapia/orientación-para-padres/book estaré encantada de guiaros sobre la educación en habilidades sociales o cualquier otro tema relacionado con la crianza de vuestros hijos. La primera consulta es gratuita.












145 vistas