Flexibilidad 3 Ideas para Enseñar a los Niños a Ser Más Flexibles

Esta semana la dedicamos a la #flexibilidad que es la capacidad que tenemos para adaptarnos a diferentes circunstancias.



Una de las características más destacables de las #personasflexibles es que son capaces de generar soluciones nuevas y diferentes para atender a las necesidades del entorno. Esta capacidad viene dada por una manera particular de procesar la información y, por lo general, las personas que tienden a buscar alternativas creativas para conseguir un objetivo suelen tener un mal ajuste en el contexto académico tradicional y sin embargo un excelente resultado en su carrera profesional.


Cuando hablo de flexibilidad en el contexto académico siempre recuerdo una anécdota de mi marido que fue castigado en el colegio por no haber llevado una tarea. La profesora decidió que una buena manera de que encontrara el gusto por el contenido de su asignatura era pedirle que hiciera 10 copias de esa tarea. Mi marido, que ya por aquel entonces buscaba optimizar recursos, decidió usar unas hojas de calco que tenía en su casa. Al día siguiente entregó los folios a la profesora que tomó la solución creativa como una falta de respeto.


Si este ejemplo lo trasladamos al mundo laboral podemos darnos cuenta de que una solución en la que se consigue el objetivo utilizando el menor tiempo y esfuerzo es la solución perfecta. Las empresas buscan y entrenan personas capaces de generar soluciones diferentes a problemas nuevos o antiguos que permitan una #optimización de los recursos y del tiempo y paradojicamente la educación tradicional intenta aplacar todas aquellas respuestas diferentes a la esperada, aunque esta tendencia está cambiando en los últimos años.




Una solución en la que se consigue el #objetivo utilizando el menor tiempo y esfuerzo es la #solución perfecta.

La capacidad que tenemos para #adaptarnos a las circunstancias también tiene un impacto en nuestras emociones. Si tenemos dificultades para generar alternativas o para aceptar los cambios en nuestro entorno nos encontraremos desbordados y esto generará #ansiedad. Además la flexibilidad nos permite mantenernos positivos ante un futuro incierto y buscar oportunidades de aceptar o incluso disfrutar nuestras nuevas circunstancias.



Asimismo, la flexibilidad tiene un papel muy importante en la salud mental. Sabemos que la excesiva #rigidez y el #perfeccionismo hacen más probable la aparición de algunos trastornos como el Trastorno Obsesivo Compulsivo (#TOC), Trastornos de Ansiedad y Trastornos de la Alimentación.


Por eso es tan importante que trabajéis con vuestros hijos la #flexibilidad que les hará más #resistentes psicológicamente cuando las cosas no vienen como esperaban y más exitosos tanto en su vida personal como profesional.

A continuación podéis encontrar 3 #ideas para trabajar la flexibilidad en la infancia:


1) Para estimular el Pensamiento Creativo


#Piensa junto con tu hijo tres alternativas para hacer frente a los problemas o a las situaciones a las que se enfrenta y ayúdale a elegir la más adecuada teniendo en cuenta sus consecuencias.



El #pensamientocreativo también se puede estimular mediante el juego, como por ejemplo, los que os describo a continuación:


En el primer juego


Les contamos un cuento que sea muy familiar para el niño y cambiamos detalles o el argumento. A los niños les suele gustar que se les cuenten las cosas siempre de la misma manera por lo que pueden ofrecer #resistencia, una manera de vencer la resistencia que también estimula la #creatividad es jugando con el absurdo, ya que esto les suele resultar divertido. “entonces Caperucita al entrar en casa de la abuelita sintió mucha hambre y cuando vio al lobo en la cama, ¡zas! Se lo comió…..”


El segundo juego


Consiste colocarse en círculo y el adulto empieza a contar una historia y la persona (niño o adulto) sentada a continuación tiene que inventar la siguiente parte de la historia. Como el niño no sabe lo que va a decir la persona que va antes que él tiene que generar una respuesta rápida y creativa para que la historia tenga sentido y sea divertida.


2) Ayúdales a Salir de su Zona de Confort


Algunos comportamientos que son comunes en la infancia como las conductas esteriotipadas como andar por la calle intentando no pisar ninguna raya son, sin embargo, claramente patológicos en la edad adulta. Estos comportamientos deben ser permitidos y tolerados en la infancia ya que forman parte de la exploración y del juego y estimulan la psicomotricidad y la atención entre otras cosas, sin embargo, hay otros comportamientos que tenemos que trabajar relacionados con el #perfeccionismo.





Ayúdale a tolerar cierto nivel de imperfección o inexactitud, por ejemplo, cuando sale de la bañera y aún tiene un poco de espuma, no se la retires, explícale que un poco de espuma no hace daño a nadie. Si detectas demasiado apego a algún ritual o una costumbre muy arraigada que produce malestar cuando se modifica ayúdale a pensar una manera diferente y anímale a ponerla en práctica.Volver a casa por un camino diferente, cambiar la disposición de los muebles de su habitación….


3) Predica con el Ejemplo


A veces nosotros mismos tenemos muchos problemas para ser flexibles en lo relativo a nuestros hijos. Aunque es cierto que las rutinas ayudan a que el día a día sea más fácil tanto para ellos como para vosotros, la flexibilidad amplia el repertorio de respuestas y ayuda a crear recursos emocionales para enfrentarse a la incertidumbre o a los cambios.


Por eso, tratad de ser flexibles, sobre todo en las cosas poco importantes mencionando siempre en voz alta el ejercicio de flexibilidad que estamos haciendo para que el niño sea consciente de lo que estamos haciendo y pueda decirse a sí mismo algo similar cuando él tenga que practicar la flexibilidad.


Hija: “Mamá, ¿puedo ponerme el tutú encima del pijama?”

Mamá: Aunque no es algo que hacemos normalmente y no esperaba que me lo pidieras, te voy a dar permiso para dormir con tutú siempre que no estés incómoda con él. Es algo en lo que puedo ser flexible, no es muy importante.

Hija: “bieeeeeennnnnnn”



Mediante este ejercicio, facilitamos que ellos sean flexibles en otras situaciones.

Hija: Yo quería el vaso rosa

Mamá: Lo ha cogido tu prima

Hija: pero yo lo quería

Mamá: Ya lo sé, te gusta mucho el rosa

Hija: Pero me ha tocado el naranja que “es casi rosa” no pasa nada


Por supuesto hay reglas y normas básicas relacionadas con el respeto y la convivencia en las que debéis de ser firmes y mantener estables ya que esas normas son la base de los valores que irán evolucionando y siendo más complejos durante el desarrollo.