Feedback Eficaz: El Arte de Saber Criticar

Actualizado: 19 de jul de 2018

Ya he hablado anteriormente de cómo comunicarnos eficazmente, qué reglas básicas debes tener en cuenta para que tu mensaje llegue a tu receptor de la forma en la que tu quieres y entienda lo que quieres decir de la misma forma que tú lo entiendes… ahora toca el turno de aplicar eso y los consejos que te pongo abajo para aprender a dar feedback, retroalimentación o como comúnmente se ha llamado críticas constructivas.



A veces quieres dar una opinión o hacer una crítica o un comentario y el receptor entiende algo completamente distinto a lo que tú quieres hacerle llegar. En este caso y según las leyes de la comunicación… lo siento mucho pero es tu culpa como emisor: Quien lleva el control de la comunicación es el comunicador (emisor).

Si en alguna de tus comunicaciones ha habido un malentendido no te queda otra opción que intentar averiguar… ¿qué es lo que podrías haber hecho o dicho diferente para que el receptor entendiera lo que querías decirle? Y así poder controlar la comunicación.

Cuando en una situación de comunicación el emisor recibe respuesta se dice que está recibiendo un feedback (retroalimentación) ya sea una respuesta de Si o No o respuestas más elaboradas donde se elogia un logro o se comunica un error… todo es feedback.

Debes considerar las críticas como un obsequio que la otra persona te da y que te ayuda a aprender y mejorar.

Vamos a dividir los feedback en dos grupos: los que sirven para decir algo bueno de la otra persona y resaltar alguna de sus cualidades y los que damos para informar de un error o algo a mejorar.

Sea cual sea el que queramos utilizar siempre se tiene que cumplir la primera regla del feedback es que tiene que ser breve, conciso, claro, en primera persona y en el momento y con el tono adecuado.

Como ya he dicho, existen dos tipos de feedback:

Elogio o refuerzo positivo:


Es cuando quieres premiar a alguien por un trabajo bien hecho o cuando quieres alabar sus cualidades.

Crítica constructiva:


Es cuando algo no se ha hecho como crees que se debe hacer y explicas a la persona qué puede hacer para mejorar: “Creo que si hicieras “X” en lugar de “Y” el resultado sería mejor ¿Tú que piensas?”


También existe un tercer feedback que tengo que nombrar pero que no vamos a tener en cuenta que sería la Crítica Destructiva. Que consiste en que digas algo malo de la otra persona con el fin de que se sienta mal. Por ello no lo voy a tratar ya que mi finalidad es mejorar las relaciones no hundirlas. No lo hagas, solo conseguirás que la relación con la otra persona se resienta.


En el feedback es muy importante como lo damos y también como lo recibimos ya que mucha gente es incapaz de recibir un feedback, ya sea positivo “no es para tanto”, “eso lo hace cualquiera”, “eso no tiene mérito”, despreciándose a sí mismo y mucho menos negativo poniéndose a la defensiva, dejando de escuchar, sacando sus propias conclusiones antes de tiempo… ¿Eres de este grupo? Debes aprender a aceptar que los demás digan cosas buenas de ti y darles la importancia que se merecen. Nunca te menosprecies.


A continuación os dejo un cuadro con una serie de tips para saber dar y recibir un buen feedback.






Recuerda: El feedback tiene que ser breve, conciso, claro, en primera persona y en el momento y con el tono adecuado.

I Si, hay gente que puede decir las cosas para herir pero es de suponer que la mayoría no, sobre todo si es tu pareja, familia, amigos o compañeros de trabajo. No tienes que buscar por lo tanto segundas intenciones ni mensajes ocultos en la conversación.

II Si no entiendes bien lo que te están diciendo pide ejemplos para que quede claro.

III Recapitular es resumir y ordenar la conversación para que tu interlocutor sepa que lo estás entendiendo. Pero siempre desde la tranquilidad y sin sentirte atacado.

IV Tienes que ser empático, no tienes que imponer nada, el feedback es un consejo no es un dogma (una ley)

V Da todos los motivos que se te ocurran para respaldar tu opinión. La gente no funciona bien con los “porque si”, “porque es así”, “porque lo digo yo

VI Se nos suele olvidar cuando damos una crítica hablar de lo que ha hecho bien la persona ya que siempre se hace algo bien. Pecamos de ir directamente a lo negativo y de esta forma la persona “se cierra”. Por lo tanto a la hora de criticar da "una de cal y otra de arena", no te olvides de resaltar alguna cualidad buena de la otra persona, sobre todo al principio para que esté más receptiva.

VII Hay determinadas palabras que debes eliminar puesto que tienen connotaciones negativas que hacen que la conversación “se tuerza”. Como nada, todo, siempre, nunca… ya que son palabras contundentes que dilapidan toda opción de respuesta “tú nunca haces nada bien” (es mentira… por muchas cosas que haga mal la persona siempre hará cosas bien).


Y hay otra palabra a la que llaman el BORRADOR UNIVERSAL que es la palabra “pero”, da lo mismo lo que hayas dicho antes que ella porque quedará borrado. ¿Quieres un ejemplo?

Gracias por ir a la compra pero se te ha olvidado comprar pan”… ya da lo mismo que hayas dado las gracias porque la otra persona se quedará con que le has dicho que no ha comprado pan.


Truco: cambiar el orden de la crítica...
En vez de: ELOGIO + "Pero" + CRITICA
Usar el orden inverso. CRITICA + "Pero"+ ELOGIO.

“Vaya, se te ha olvidado el pan pero gracias por ir a la compra”. Es lo mismo pero no es lo mismo, ¿lo ves no?


¡Pues nada, a practicar con los feedback! Espero que os funcione muy bien.

Esperamos que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario. Y si necesitas contactar con nosotros en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info


¡Muchas gracias por leernos!