Duelo Infantil. Cómo ayudar a tus hijos a superarlo

Actualizado: 9 de ago de 2018


El duelo en los niños y adolescentes es diferente al duelo en los adultos por ello quiero escribir aquí una serie de consejos para ayudarte a llevar la situación con tus hijos.


Duelo Infantil


Lo primero de todo es saber que en las niños las manifestaciones de duelo pueden aparecer inmediatamente después de enterarse de la muerte del ser querido o puede parecer que no reaccionan al principio y aparecer tiempo después. Esto depende de la edad del niño fundamentalmente, al igual que os explicábamos en el artículo de como asimilan los niños el divorcio de sus padres en función de su edad (puedes leerlo aquí si te interesa), su grado de madurez y la cercanía de la persona fallecida.


Algunos de los síntomas que pueden aparecer son:

  • Conmoción y confusión al enterarse de la muerte.

  • Es muy común que no aparezca llanto o tristeza sino que aparezca enfado, agresividad, ira...

  • Puede estar enfadado con los miembros de la familia, los compañeros de colegio, profesores, familiares...

  • Pesadillas recurrentes

  • Culpabilidad, sobre todo si alguna vez se ha enfadado con la persona fallecida y le ha dicho "ojalá te mueras", "no quiero volver a verte"... y se piensan que sus palabras se han hecho realidad.

  • Si el ser querido fallecido es uno de los padres puede aparecer un sentimiento muy fuerte de miedo de que le pase lo mismo al padre que sigue con vida.

  • Puede aparecer un retroceso en la etapa del desarrollo... volver a comportarse como si fuera más pequeño... con el fin de demandar más cariño y atención.

  • Mucha tristeza, deseo que irse con la persona fallecida

  • Alteraciones fisiológicas como dificultad para conciliar el sueño, tener poco apetito, estar muy cansado/a, nervioso/a...

  • Alteraciones cognitivas: miedo a estar solo, miedo a separarse del padre o madre, falta de interés por las cosas que le gustaban, falta de atención, apatía..

  • Bajada de rendimiento en el colegio.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo/a a afrontar la muerte de un ser querido?


Los siguientes consejos están orientados a que tu hijo/a elabore de una forma correcta el suceso #traumático.


No Mentir: nunca hay que ocultar a nuestros hijos el fallecimiento de la persona querida. Los niños no son tontos, se enteran de todo y son muy sensibles a las reacciones de los adultos, a su llanto, no es bueno excluirle de las o disimular que estás llorando e inventarte excusas. Que vean que es normal sentir dolor y que no pasa nada por expresarlo, de esta forma puedes ayudarle a que se abra y llore él/ella también. "Estoy llorando porque estoy triste porque el abuelito se ha ido al cielo"


Informarle de lo Sucedido: hay que darle la noticia lo antes posible, aunque resulte doloroso y muy difícil. Muchas veces ocultamos la muerte al niño por miedo a dañarle o diciendo que es muy pequeño para entenderlo cuando lo que realmente nos pasa es que nos da miedo nuestro propio dolor al comunicarlo. Antes de decírselo ensaya varias veces lo que le vas a decir, qué palabras usar, utiliza un lenguaje sencillo y sincero.


Explicar Cómo Ocurrió: Lo mejor es decirlo con pocas palabras "estaba muy malito...", "ha tenido un accidente...". lo mejor es no ocultarlo porque tarde o temprano se va a enterar, porque se os escape o por alguien ajeno a la familia y va a ser peor. Es mejor que se entere de primera mano. En ese momento hay que darle pie a que nos pregunte "¿Quieres preguntarme algo?Si necesitas preguntar algo en algún momento dímelo". Hay que hablarle del proceso de la muerte poniendo ejemplo con animales, o plantas...


Que participe en los ritos funerarios: respecto a esto no hay mucho consenso puesto que unos expertos dicen que es bueno, otros que no... por lo tanto lo mejor es que hagas lo que creas mejor para tu hijo/a dependiendo de su edad, de su personalidad, de la cercanía de la persona fallecida, de cómo se lo haya tomado... ahí entra tu psicología como padre/ madre.


Animarle a que exprese lo que siente: nunca hay que reprimir al niño con frases tipo "no llores", "se fuerte", "no estés triste".... porque lo que conseguimos es que no pase por el duelo como debe. Como padre tampoco hay que ocultar al niño nuestras propias manifestaciones de duelo como decía en el primer punto.


Reprimir nunca ayuda, sino que empeora el duelo y lo alarga.

Lo que más le ayuda es volver al ritmo cotidiano: que vuelva al colegio, con los amigos, actividades extraescolares, dinámica familiar, horarios... lo antes posible.

Si tenéis alguna duda o pregunta. Para hacer esta incorporación a la rutina lo mejor es que avises a sus profesores, amigos, que si ven algo extraño o se comporta de una forma alarmante te avisen.


Habla del suceso traumático hasta que lo implícito y explícito se sincronicen: Te lo explicamos: Cuando ocurre un suceso traumático se queda grabado en la memoria en forma de escenas sin conexión, es muy importante para ayudar a tu hijo a superar traumas que todas esas escenas se unan en una historia con un sentido. A veces pensamos que dejando el tema correr nuestro hijo se olvidará y creemos que así le protegemos pero todo lo contrario. nuestro hijo no se va a olvidar del suceso traumático y si no le ayudamos a revivirlo y darle un sentido se quedará grabado en su memoria en forma de escenas traumáticas inconexas qué pueden crearle un trauma y no solo condicionar su vida de niño si no condicionar su vida adulta.


En el Libro "El Cerebro del Niño". Daniel Siegel. Habla de la técnica del DVD mental que nos ha parecido muy buena, esperemos que a vosotros también os guste.


Paso 1 Técnica DVD Mental. Presentación:


Se trata de decir a vuestro hijo que "vais a hablar de la muerte del abuelito, "de la muerte del perrito", (se puede aplicar a otros traumas no necesariamente muertes, como una pelea en el colegio, cuando se cayó con la bici, cuando se cortó con un cuchillo...) pero de una forma especial. Ya que el niño en un principio nunca le va a apetecer hablar del tema.


Paso 2 Técnica DVD Mental. Mando a distancia:


Entregarle el mando virtual que le permite llevar el ritmo de la charla. Se le dice "vamos a contar la historia desde el principio y cuando tu quieras le puedes dar al pause en el mando "dices PAUSE" y dejamos de recordar. El resto de la historia la pasaremos a cámara rápida.


Paso 3 Técnica DVD Mental. procedimiento:


Comenzamos a contar la historia del suceso traumático haciendo preguntas al niño para que participe en el argumento, pidiéndole que nos añada información en momentos que no estuviéramos presentes, y seguimos contando la historia hasta que en un momento dado diga "Pausa", entonces le preguntamos que hasta donde quiere parar..."¿hasta el tanatorio?", "¿hasta el entierro?" "¿Hasta que volvimos a casa?" dependiendo de cuantas partes quiera pausar determinamos el volumen de la situación traumática. Nosotros terminamos la historia desde el ultimo punto que pausó de forma rápida, sin carga emocional y sin detenernos hasta el día actual.


Paso 4 Técnica DVD Mental. preguntar sobre lo que siente:


Como le ha dado al pause hay que preguntar ¿por qué le has dado?. "porque estoy triste porque el abuelito se ha ido al cielo". En este momento le podemos decir que el abuelito era muy mayor, que estaba enfermo, hablarle de la muerte... después de esto le podemos pedir volver a intentar el ejercicio intentando pausar un poco mas tarde si quiere hacerlo. Si se niega no lo obligues. Lo mejor es intentarlo al día siguiente (pero no lo dejes, la mejora manera de evaluar un trauma es unir con palabras todas las escenas que tiene en la mente con forma de historia donde aparezcan sus sentimientos, los tuyos, los de tu pareja, los de otro hermano/a... como si fuera un cuento)


Paso 4 Técnica DVD Mental. Proseguir con la historia:


Cada vez que el niño de al pause se para, se ve hasta donde quiere pausar y a partir de ahi terminamos la historia rápido. Pedimos que volvamos a empezar a contar la historia pero esta vez la pausa tiene que darle un poco mas tarde, de tal forma que la segunda vez en el ejemplo que hemos puesto antes, se incluya en la historia la parte del tanatorio. Y asi, repetiremos este paso 4 hasta que toda la historia sea contada sin necesidad a dar al pause y todos los recuerdos, las escenas inconexas que teníamos en nuestra mente se unan en una historia unidas explicitamente y con coherencia.



Está técnica apareció para aplicarla a niños pero la hemos usado en terapia con adultos cuando necesitamos sacar un trauma a la luz y es muy efectiva por lo que te animamos a que te la apliques a ti mismo.



¿Tu hijo/a tiene alguna manifestación que no aparece aquí? o ¿te hace preguntas que no sabéis como contestar podéis dejar? vuestros comentarios abajo. Intentaremos daros consejo.



¿Necesita tu hijo ayuda profesional?


Como he dicho al principio, saber cuando un niño necesita ayuda profesional es más complicado y requiere de nuestra labor de observación como padres saber si lo necesita.


Podemos echar mano también de sus profesores puesto que pasan con ellos muchas horas al día.


No dudes en ir a hablar con el tutor/a de tu hijo/a y orientador del centro de estudios para pedir su ayuda.

Os dejamos algunas de las conductas que pueden determinar si tu hijo/a necesita ayuda profesional:

  1. Llora constantemente y por períodos prolongados.

  2. Presenta rabietas intensas y prolongadas por cualquier cosa.

  3. Si le notas apático, como si no sintiera nada, no le importase nada.

  4. Si no tiene ganas de jugar, ver a sus amigos, hacer cosas que antes le gustaban...

  5. Si baja el rendimiento escolar.

  6. Si no tiene ganas de ir a la escuela.

  7. Si tiene miedo a estar solo/a.

  8. Si tiene problemas para dormir y/o pesadillas frecuentes.

  9. Si tiene dolores de cabeza u otras afecciones físicas constantes.

  10. Si imita de una forma recurrente a la persona fallecida.

  11. Si vuelve a etapas anteriores del desarrollo: hacerse pis encima, balbucear, gatear, hablar como un bebé...

Los niños tienen más dificultades para gestionar el dolor y para entender determinadas circunstancias por eso es muy importante estar encima de ellos y consultar a su profesor, pediatra como lo ven y acudir a un psicólogo infantil antes de que esta situación se alargue en el tiempo.


Nunca dejes pasar mas de seis meses a tu hijo sufriendo estos síntomas, debes llevarle a un psicólogo.


A continuación os dejamos el libro en el que hemos leímos la técnica del DVD Virtual por primera vez.


Sigue formándote...


Lo mejor para seguir aprendiendo es leer y leer por lo que aquí dejo una selección de libros para que sigáis profundizando. 


¡No escatimes en tu formación! Es el mejor dinero que puedes invertir. 


Tu Consulta Online está suscrita al programa de afiliados de Amazon por lo que con cada libro que compres a través de los links de la web o del banner de abajo harás que Amazon nos de una pequeña contribución para poder serguir con este bonito proyecto. Gracias por tu colaboración.



El Cerebro del Niño (Daniel J. Sieguel & Tina Payne)


Tu hijo de dos años tiene una rabieta en una tienda. Tu hijo de cuatro se niega a vestirse. Tu hijo de quinto curso está de suplente en el banquillo, enfurruñado, en lugar de jugar en el campo. ¿Acaso los niños conspiran para que la vida de sus padres sea un desafío continuo? No, lo que pasa es que su cerebro en desarrollo lleva la voz cantante. En este libro innovador y práctico, el neuropsiquiatra Daniel J. Siegel y la experta en educación infantil Tina Payne Bryson desmitifican las crisis y los conflictos, explicando los nuevos conocimientos científicos sobre cómo está constituido el cerebro infantil y cómo se desarrolla. Aplicando estos descubrimientos al día a día, es posible convertir conflictos, discusiones o miedos en una oportunidad para integrar el cerebro del niño y ayudarlo a ser una persona responsable, afectuosa y feliz. En El cerebro del niño padres y educadores tendrán a su alcance pautas claras para entender y manejar los distintos conflictos propios de los niños en función de cada edad, así como herramientas para resolverlos y ayudar a la familia a progresar.


Este libro se puede acompañar de El Cerebro del Niño Ejercicios. 





"Este cuaderno es una herramienta práctica, con gráficos, ilustraciones, actividades y dibujos para que los padres alcancen una mayor comprensión y conexión con sus hijos, y además, adquieran conciencia de ellos mismos como padres."













Esperamos que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario. Y si necesitas contactar con nosotros en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info



¡Muchas gracias por leernos!

0 vistas