Bohemian Rhapsody, el camino hacia el éxito. Capitulo III: Tiempo de Fluir


13 de julio de 1985, Live Aid, un evento creado y promovido en todo el mundo por Bob Geldof, con el objetivo de recaudar fondos para el hambre en Etiopía. Una llamada de solidaridad a todos los países del primer mundo, en busca de colaboración y unidad para una causa común.


Queen se unió al espectáculo en el último minuto, dio su mejor espectáculo, el más recordado en los últimos tiempos. Todos estuvieron de acuerdo en que Freddie estuvo absolutamente memorable, sobre todo gracias a su entrega en el escenario, que unida a su pasión le convirtieron en leyenda e incluso fue reconocido con el premio al Mejor Artista de todos los tiempos en el último siglo.


Sobre su actuación, Taylor le describió, diciendo:


“Freddie se convirtió en una persona diferente cuando subió al escenario y, de repente, parecía un imán que encandilaba a la multitud, realmente estuvo espectacular ese día ".

Pero Live Aid no fue el único reflejo de su transformación en Jeckyl & Hyde. Su amiga de toda la vida, Lesley Ann, recuerda claramente el momento exacto en que Freddie se transformó en una gran estrella:


“Cuando estaba fuera del escenario, era un tipo muy discreto. Nunca llamaba la atención, tenía una voz tranquila. No era una reina picante o extravagante. Sin embargo, cuando salía al escenario, parecía duplicar su tamaño, y se convertía en una estrella de rock increíble".


¿Cómo puede una persona transformarse drásticamente en 90 minutos? ¿Qué pasa por su mente durante estas actuaciones? ¿Dónde encuentra la energía y la motivación para sobresalir en una tarea tan creativa y exigente?


Pues bien existe una respuesta, y esto se llama el tiempo de fluir.


Mihaly Csikszentmihalyi, psicólogo húngaro-estadounidense, conocido por sus publicaciones sobre la creatividad de la felicidad y por haber introducido el termino flow, lo define como:


“Un estado en el que las personas están tan involucradas en una actividad que nada parece importar. La experiencia en sí es tan placentera que la gente lo hace, aunque tenga un gran coste por el simple hecho de realizarlo".

Cuando se fluye, el individuo opera a plena capacidad (cf. de Charms, 1968; Deci, 1975; White, 1959). Conociendo que el estado es un equilibrio dinámico, entrar en el estado de flujo consiste en un equilibrio entre las capacidades (destrezas) de acción percibidas y las oportunidades (dificultad percibida) de acción percibidas (cf. activación óptima, Berlyne, 1960; Hunt, 1965).


Imagen extraído de Widemat.


Diría que Freddie se encontraba en este estado de flujo perfecto durante sus actuaciones, alcanzando un equilibrio y una sincronización perfecta entre sus habilidades y los retos que estaba afrontando .


También se dice que las barreras para una experiencia de fluir completa están condicionadas por factores internos y externos.


Los factores externos están relacionados con una competitividad feroz, interrupciones, presión del tiempo, falta de claridad y una asignación incorrecta de una tarea. Y con respecto a los factores internos, se reconoce que la prisa, la autocrítica, la falta de confianza y la autoexigencia son las principales razones para una experiencia de bloqueo del flow.

Mirando hacia atrás en la película Bohemian Rhapsody, observamos varios momentos en los que Freddie, está completamente absorto, a la hora de componer canciones, tocando el piano o durante el proceso de producción en el estudio.


Durante este tiempo de trance, la presión, la falta de claridad, la falta de confianza o la demanda de resultados no tienen cabida: solo deja entrar música y creatividad sin fin.


"En el escenario soy muy poderoso, soy el chico malo ... sí". De la entrevista de Freddie Mercury en 1985.


Cuando alcanzamos la cima, este momento de placer en la vida, entonces podemos afirmar sin ninguna duda que estamos viviendo un MOMENTO FELIZ, FELICIDAD autentica al segundo.


Me gustaría creer que a pesar de los altibajos en la vida de Freddie: el dolor, la enfermedad, las drogas, el alcohol, la tristeza, la falta de autoestima o de confianza en algún momento, él también experimentó una felicidad real y autentica. Tuvo sus momentos de flujo que le hicieron sentir invencible, poderoso, comprendido, especial y amado por todos los que venían a verlo y los que lo rodeaban.


Así que ahora te pregunto ... ¿puedes decir tu lo mismo?


A continuación, tomate un respiro para reflexionar sobre lo siguiente:


  • ¿Tienes momentos de flow en tu vida?

  • ¿Cómo se llaman estos momentos?

  • ¿Con qué frecuencia practicas tu momento de flow?

  • ¿Dónde te sientes más auténtico, más TÚ?

  • ¿En qué actividades sientes que el tiempo vuela?

  • ¿Dónde no te sientes presionado?

  • ¿Te has perdido alguna vez en tus propios pensamientos?


Responder a estas preguntas te ha hecho más consciente de tus momentos de felicidad, y no tengas miedo de ser honesto contigo mismo y de seguir haciendo las preguntas correctas porque, después de todo, solo es tu VERDADERA FELICIDAD lo que está en juego, ¿verdad?


Ser capaz de identificar tus momentos de flujo no siempre es fácil, por lo que te recomendamos que solicites más información a uno de nuestros especialistas para ayudarte con esta tarea. Solicita tu primera consulta gratis sin compromiso y comparte tu caso con nosotros SOLICITA UNA CONSULTA.


Esperamos que este artículo te haya sido útil y que te haga ponerlo en acción. Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo para ayudar a otras personas. En caso de tener alguna opinión, sugerencia, consejo o duda, ¡no lo dudes! Déjanos un comentario. Y si necesitas contactarnos en privado, puede enviarnos a través del formulario de contacto un correo electrónico a contacto@tuconsultonline.info

¡Muchas gracias por leernos!


Si te gustó Bohemian Rhapsody, el camino hacia el éxito Capítulo III: Tiempo de fluir. No te puedes perder los capítulos I (Valores, la piedra angular) y II (Fortalezas, el motor del cambio). Todos los capítulos son necesarios para entender la mente y el alma de Freddie, y cómo logró ser el artista más exitoso de todos los tiempos.