12 Reglas para ayudar a alguien con un Ataque de Ansiedad o Pánico

Actualizado: 6 de ago de 2018

Convivir con una persona con ansiedad no es nada fácil porque la quieres ayudar pero no sabes cómo, la mayoría del tiempo no entiendes por lo que está pasando y a veces cuando intentas ayudar lo empeoras aún más. Por ello he pensado que te vendría bien leer una serie de consejos para que entiendas lo que siente una persona en esta situación y cómo ayudarla.


Ataque de ansiedad

Si lo prefieres también puedes escuchar este artículo en Ivoox.


Hoy en día la ansiedad es un problema que afecta a gran parte de la población en mayor o menor medida. Y el problema no solo lo tienen las personas que lo padecen sino las personas más cercanas.


Primero vamos a hablar de uno de los extremos más fuertes y que al menos el 10% de la población ha padecido en algún momento de su vida: el ataque de ansiedad o ataque de pánico.


El Ataque de Ansiedad es una reacción emocional extrema de alarma que llega a provocar miedo real al que lo padece.


¿Qué pasa cuando una persona sufre un ataque de pánico?


Esto es un testimonio real de lo que sentía una persona en pleno ataque de pánico:


"En ese momento mi corazón estaba a mil por hora, notaba como si me estuviera bombeando en la propia cabeza, pum pum pum.... dejé de escuchar claramente como si tuviera puestos unos auriculares, estaba mareada lo empecé a ver todo borroso, me costaba focalizar, no podía dar un paso sin pensar que me iba a caer, sin tambalearme, hasta que caí...." (...) "solo veía claro un punto al frente todo lo demás estaba borroso. Estaba desesperada, no sabía qué hacer para que se pasara aquel infierno, estaba muerta de miedo, pensaba que me iba a morir de un ataque al corazón o que iba a perder el conocimiento, solo suplicaba por un abrazo que me bajase de aquel carrousel sin freno que parecieron horas"


En este testimonio aparecen dos síntomas que se repiten una y otra vez en todas las personas: la hiperventilación y la visión en túnel.


La #hiperventilación aparece cuando respiramos más rápido de lo normal (debido fundamentalmente a la taquicardia y a la sensación de presión en el pecho) por lo que el cuerpo tiene más oxígeno del que necesita y aparece la sensación de mareo.


La #visionentunel consiste en que solo enfocamos una pequeña parte de la realidad, nuestro foco se estrecha y solo vemos nítida una pequeñísima parte. Esto hace que la persona con el ataque tenga más miedo aun porque piensa que va a perder el sentido. En la siguiente foto os muestro mas o menos como vería una persona en pleno ataque de ansiedad o de pánico.

Visión en Túnel

Síntomas de un Ataque de Pánico

  1. Palpitaciones, taquicardia

  2. Sudoración

  3. Templores o sacudidas

  4. Sensación de ahogo o falta de aliento

  5. Sensación de atragantarse

  6. Tos nerviosa

  7. Presión en el pecho

  8. Nauseas o molestias abdominales

  9. Inestabilidad, mareo, desmayo

  10. Desrealización, despersonalización

  11. Miedo a perder el control, a volverse loco/a

  12. Miedo a morir

  13. Escalofríos

Como ves no es una situación nada agradable ni fácil para la persona que lo está sufriendo.

Por ello debes tener esto en cuenta para poder entender un poco más a la/s persona/s en la que estás pensando al leer esto y saber cómo actuar. Y para darte una serie de pautas que te ayuden a ti a ayudar a esa persona dejo aquí reglas de actuación.


12 Reglas para ayudar a alguien con un Ataque de Pánico

Regla 1: no digas “cálmate” ¿no crees que si la persona fuera capaz de hacerlo no lo haría?, solo empeorarás las cosas porque es como si la estuvieras llamando estúpida/o.


Regla 2: “Respira” ¿y qué es lo que hace?? Está respirando más de la cuenta y por eso está mareado/a. Para ayudar con la hiperventilación hay un truco que has visto en mil películas y es muy efectivo.. el truco de la bolsa. Busca una bolsa de papel o de plástico y se la das para que respire dentro de ella o se la pones tu. Al poner la bolsa, le dices que intente respirar lo más profundamente posible, como no hay mucho aire dentro de ella respirará menos cantidad y poco a poco los niveles de oxígeno y CO2 del cuerpo se regularán. Cada dos minutos apartar la bolsa para ver como está y para renovar el aire. Repetir tantas veces como haga falta hasta que empiece a calmarse. Normalmente tras dos - tres veces da resultado.


Regla 3: no te pongas más histérico/a que la persona que sufre el ataque. Si encima ve que tu te pones mal por su culpa él/ella se pondrá peor porque además se sentirá culpable. Mantén la calma, no le va a dar ningún ataque al corazón, ni se va a morir ni a desmayar.


Regla 4: no le grites, no te enfades con él/ella, no ridiculices su situación, subestimes o menosprecies lo que le pasa. ¿Y si te pasa a ti? ¿te gustaría que te lo hicieran?


Regla 5: si la persona se va de la habitación donde estáis no la sigas, necesita estar sola. Pero no dejes pasar más de 10 min sin ir a preguntarle si está bien y si necesita algo.


Regla 6: si la persona se queda en tu misma habitación párale y abrázale. Sobre todo si es tu pareja no hay nada más reconfortante que un abrazo. Si no es de los que le guste un abrazo, llévale a sentarse y agárrale de las manos, o ponle las manos en los brazos... que haya algo de contacto aunque sea mínimo. Y palabras de ánimo y de apoyo, en tono suave.


Regla 7: no le preguntes ¿por qué estás así? En ese momento no está en condiciones de contestar y aunque lo esté probablemente no lo sabe, no hagas preguntas, no digas nada, salvo las instrucciones que le des para respirar. No intentes buscar una razón y una lógica en ese momento, una causa... de verdad que ya habrá momento para analizarlo y ver los motivos pero ese no es el momento adecuado.


Regla 8: dile “escúchame, respira conmigo” y empieza a inspirar y espirar tranquilamente, que te siga el ritmo, díselo con dulzura. En ese momento seguro que lo ve todo negro, literalmente, por lo que tu voz es la única guía.


Regla 9: sentaos, aunque sea en el suelo, mientras le sigues abrazando, acariciando, cogiendo de la mano... Poco a poco la persona se irá calmando.

Regla 10: se paciente, usa el humor y las distracciones. Cuando veas que está más calmado/a intenta sacar algún tema gracioso, algo que te haya pasado, pregúntale por algo... para que desvíe su atención.


Regla 11: no tengas en cuenta que la persona grite, llore o te de alguna mala contestación, te ve calmado/a mientras ella está temiendo, literalmente, por su vida.


Regla 12: si el episodio ocurre en un lugar público lo primero es llevar a la persona lo más alejada posible de la gente para que no se sienta peor por ser el centro de atención.


Después de haber pasado por este episodio es normal que le duela la cabeza, los ojos y se sienta muy muy cansado/a. Durante todo el tiempo que ha estado con el ataque sus músculos han estado contraídos, por lo que cuando se relaje estará agotado/a. También puede doler la espalda, el cuello... ¡Como si hubieras hecho una sesión intensa de musculación en el gym!


Si después de aplicar todas estas reglas no se calma, llévale a urgencias para que allí le atiendan.

En urgencias que explique todos los síntomas que tenga, anímale a que lo diga todo sin miedo al que dirán. En los ambulatorios y hospitales atienden casos de estos constantemente por lo que no tengáis vergüenza de contarlo.


El procedimiento normal es que le lleven a una habitación a parte donde le harán unas preguntas para ahondar más en los síntomas y le pregunten por ti (como acompañante) para saber si tienes algo que ver en la agravación de los síntomas. Si creen que empeoras el problema no te dejarán pasar, si pasa esto acéptalo y vete a la sala de espera, no te sientas ofendido/a, solo que en ese momento no le haces bien. Si cuando se vaya calmando quiere que entres entrarás porque los enfermeros le preguntarán si quiere estar solo/a o que entres.


Dentro de la habitación lo normal es que le suministren algún #ansiolítico fuerte (tipo Diazepam 5mg o similares) en pastilla que pondrá debajo de la lengua, le tumbarán en una camilla y le pondrán una mascarilla ¿para que? para lo mismo que te he dicho antes que le pongas una bolsa, para ayudarle con la hiperventilación y además recupere un ritmo de respiración normal. Estará tumbado/a en la camilla, en una habitación tranquila y en penumbra hasta que la pastilla se haya disuelto.




Esperamos que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario. Y si necesitas contactar con nosotros en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info


¡Muchas gracias por leernos!


223 vistas