10 Tips para conseguir que tus propósitos de año nuevo tengan éxito


La llegada del nuevo año es una época crucial para plantearse nuevos objetivos y retos que conseguir, seguramente en este momento te estés planteando lo que quieres cambiar en tu vida ¿verdad? pero año tras año la mayoría de los propósitos acaban en fracaso. ¿Te has preguntado alguna vez porque no consigues alcanzar lo que te propones? ¿Por qué te cuesta tanto mantener la constancia? En este artículo te dejamos las claves para que este año consigas lo que quieres.





Enero es el mes del año donde nos hacemos más propósitos (junto con septiembre - octubre después de las vacaciones de verano y comienzo del "año escolar" aunque estés trabajando), en realidad tu puedes dar comienzo a cualquier reto en cualquier momento que te lo propongas, da igual la época del año que sea, por eso tampoco te preocupes de olvidarte de algo haciendo los ejercicios que te proponemos o que aparezcan objetivos nuevo durante el año.


¿Por qué enero es el mes de los propósitos? esto tiene una razón psicológica muy simple: Diciembre es un mes en el que hacemos balance de todo lo que nos ha ocurrido y lo que nos ocurre lo solemos medir en cuestión de años... "2001 fue un año muy malo porque pasó esto"... "en 2010 fui muy feliz porque nacieron mis hijas"... de ahí que psicológicamente sea un mes con un claro componente motivacional ya que vemos por delante 365 días para conseguir, esta vez si, un buen año.

Según un estudio realizado con 200 sujetos en la Universidad de Scranton (Pensilvania) en los que se les hizo seguimiento durante dos años se comprobó que: Hacer ejercicio, perder peso, dejar de fumar, disfrutar más de la vida, enamorarse, conseguir más dinero para acabar con las deudas, dedicar más tiempo a la familia, a los amigos, bajar el estrés y cambiar de trabajo son los objetivos que la mayor parte de las personas se proponen año tras año y ¿cuántos los consiguen? Tan sólo el 8% de estos sujetos dijeron haber conseguido sus propósitos.


No es fácil conseguir lo que queremos por eso te pregunto ¿quieres pertenecer al grupo del 8% o al del 92% que fracasa?

Comenzamos el año nuevo con muchas ganas y mucha motivación pero a poco a poco las vamos perdiendo y la mayor parte de la gente abandona antes de febrero.

La #motivación es algo muy frágil y difícil de mantener porque puede ganarle fácil mente la pereza, el agobio, la frustración.... Por todo esto es muy importante que establezcas un #sistema que permita que tu motivación esté constantemente en unos límites aceptables y óptimos para que no te rindas.



¡Comencemos con los 10 Tips no hay tiempo que perder!


Como ya hemos hablado en otras ocasiones la definición de los #objetivos es crucial para que estos tengan éxito. Cualquier cosa que te propongas necesita una preparación y un plan. No es algo que debes dejar para el último momento minutos antes de la medianoche del 31 de diciembre. Aún estás a tiempo para elaborar una buena lista de cambios en tu vida siguiendo los siguientes #tips

1. Todos los cambios requieren esfuerzo

Antes de proponerte cualquier meta tienes que tener muy claro que cualquier cosa que quieras cambiar requiere mucho esfuerzo y tienes que estar dispuesto a sacrificarte. Olvídate de las fórmulas de éxito que te venden cómo fáciles, de las dietas milagro, las terapias en las que cambiarás sin darte cuenta, etcétera. Si crees que tampoco estás tan mal como para no estar dispuesto/a a sacrificarte no pierdas tiempo en seguir con la lista. Solo cuando estés convencido/a vuelve a ella.


Todo aquello que merece la pena necesitará todo tu tiempo y energía.

2. Haz un brainstorming o lluvia de ideas La técnica de #brainstorming se usa mucho en las empresas, cuando trabajamos en equipo o en solitario y queremos hacer mejoras o proponer nuevos productos o servicios. Y eso es lo que vamos a hacer ahora ¿no? proponer mejoras para nuestra vida. La técnica es tan fácil como lanzar al aire todo aquello que se nos ocurra, todo lo que se nos pase por la cabeza.


¿Cómo lo haces? Es muy fácil. Lo primero de todo cómprate una libreta nueva, bonita, que te guste, porque te va a acompañar durante el resto del año. Se trata de ir escribiendo todo aquello que se te ocurra que pueda mejorar tu vida tal y como es hoy, sin limitaciones. Es un ejercicio puramente creativo, escribe todo lo que se te venga a la cabeza, ya habrá tiempo para ordenar las ideas y descartar. Nadie te ve, esto es para ti, no te de miedo escribir "tonterías", se creativo/a, sueña, visualiza cómo quieres que sea tu vida a partir del próximo año, diviértete haciéndola.


La única regla que debes respetar en este paso es el siguiente #tip.


3. Tus objetivos tienen que depender de ti y ser para ti. Somos muy dados a proponernos cosas que no solo dependen de nosotros y una vez que hayas terminado la lista es muy común que en ella aparezcan objetivos del tipo "quiero que mi pareja sea más cariñosa", "quiero que mis hijos sean más obedientes", "quiero que mi jefe me trate mejor"... ¡¡todo eso no depende directamente de ti!! .


Si no depende de ti no vas a poder cambiarlo

Tú no puedes proponerle los objetivos a nadie aunque sean tus hijos y dependan en gran parte de ti porque todo el mundo tiene derecho a pensar en sus propios objetivos, además que no tienes el poder de hacer que las demás personas cambien de forma milagrosa y te vas a frustrar en el momento en el que no veas ningún avance.


En este punto haz la siguiente pregunta: ¿que está en mi mano cambiar para provocar un cambio en los demás?, ¿qué es lo que yo puedo hacer en esta situación?. Si quieres que tu pareja sea más cariñosa probablemente debas empezar tú a serlo más o plantearte cómo vas a comunicarte con ella a partir de ahora, piensa en crear un nuevo sistema de educación de tus hijos para conseguir que sean más obedientes o cómo debes comportarte en el trabajo para que tu jefe te tenga más en cuenta. Cuándo sentimos que algo depende de nosotros estamos más motivados porque lo vemos más asequible.


Bastante difícil es ya conseguir lo que nos proponemos nosotros como para involucrar a más gente. Por lo tanto reformula todo en primera persona



4. Agrupa los objetivos en categorías y determina su tamaño.

Ahora es el momento de comenzar a ordenar. Lo primero que tienes que hacer es establecer unas categorías: desarrollo personal, desarrollo social, pareja, familia, trabajo... una vez que hagas esto te darás cuenta de que muchos de los objetivos de estas categorías son parecidos, complementarios o dependen entre sí.


Es muy importante ordenar tus metas: cuanto más orden haya en tus objetivos más orden habrá en tu mente y más fácil te resultará mantener el foco y no dispersarte.

Hay objetivos que requieren poco tiempo y pocos pasos como por ejemplo cambiar de compañía telefónica, llamar a algún amigo que hace tiempo que no ves, retomar el contacto, quedar a tomar algo, ir a algún concierto, obra de teatro, etcétera. Y hay otros objetivos más grandes que requieren una mayor elaboración y un plan de acción.

5. Pon una fecha para los objetivos más pequeños Bien... antes te he dicho que compres una libreta pues ahora debes añadir dos cosas fundamentales para mi (siempre es opcional por supuesto pero si te lo digo es porque así trabajo con mis pacientes y da muy buenos resultados). Compra una agenda y un calendario de pared en el que haya hueco en los días para escribir.


El éxito reside en no dejar ninguno de tus objetivos en manos de la improvisación porque entonces verás que pasan los días y no has hecho nada de lo que habías pensado.


Deja a un lado el "tengo que", el "a ver si" porque cuando fórmulas algo en esos términos es muy probable que nunca lo hagas.

No digas tengo que llamar a mi compañía de teléfonos para darme de baja, usa el calendario y márcate un día. No digas a un amigo "tenemos que quedar", "a ver si nos vemos", proponle tres fechas que puedas para qué elija una. No digas cómo me gustaría hacer este viaje... piensa cuánto dinero necesitas, como podrías ahorrarlo, cuánto tardarías y márcate una fecha.

Un calendario en un lugar visible de la casa para apuntar los eventos y actividades es primordial para tener una visión global de tu vida, si os acostumbráis a apuntar todo en el calendario incluso algún día te darás cuenta de qué te motivas a rellenar los espacios en blanco con alguna actividad divertida.

6. Elige pocas metas grandes: las más importantes Teniendo en cuenta la cantidad de esfuerzo que vas a necesitar para hacer los cambios que quieres es muy importante que priorices los objetivos, elijas aquellos que realmente sean importantes para ti y que creas que te van a reportar el beneficio más grande.


Para tener éxito es muy importante que te focalices en algo en concreto y que vayas consiguiendo los objetivos uno por uno.

¡No puedes conseguir todo! hazte a la idea pero sí has estado viviendo tantos años sin conseguirlo qué más te da esperar un poco más, no te agobies. Y no te pienses que el ejercicio anterior no ha servido entonces para nada porque es una documentación muy buena: ahí tienes la base de todo lo que quieres conseguir ya sea en este nuevo año o en años posteriores.


No lo olvides... estás comenzando un nuevo plan de vida.

Párate a pensar qué es más importante para ti ahora mismo, qué es lo que te está limitando más, qué es lo que te genera mayor ansiedad... no elijas más de 2 - 3 si los cumples ya habrá tiempo de repasar la lista. Algunos métodos insisten en 4 objetivos (uno por trimestre) pero si no estás acostumbrado/a vamos a lo más fácil.


De esos tres elige cuál vas a hacer primero, segundo y tercero

7. Define de los objetivos de forma SMART 3P En este punto no me voy a extender porque tenemos un artículo en este blog dedicado solo a esto dónde explicamos detalladamente cómo se definen los objetivos de esta forma. Esta técnica se utiliza en coaching y es vital. Te invito a ir a leer ese artículo y que vuelvas después aquí (Logrando Tus objetivos. Aprender a Trazar el Camino)

Para que tus objetivos sean más susceptibles de ser cumplidos deben ser: eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Relevantes, acotados en el Tiempo. Y además tienen que ser en Positivo, en Primera persona y en Presente.




8. Diseña un plan de acción Descompón el objetivo en los pasos a seguir. Primero qué necesitas para conseguir lo que quieres: alguna formación, comprar algo, acudir a terapia para solucionar ciertos aspectos. Después qué acciones en concreto debes realizar para conseguirlo.


Por ejemplo en el objetivo de adelgazar (que es de los más comunes). Lo primero que deberías hacer es acudir al médico para ver como estás de salud, un chequeo. Después acudir a un nutricionista que te ponga una dieta especial para tu metabolismo y que te vaya controlando el peso. Apuntarte a un gimnasio y habla con un preparador físico que te de una rutina (no vayas por tu cuenta si no tienes ni idea porque te puedes hacer daño o sobrecargarte y no querer volver), apúntate a alguna actividad que te guste como crossfit, boxeo, GAP, zumba, Pilates... o incluso en casa hay determinadas web que son un gimnasio virtual con una serie de ejercicios por niveles, también diferentes App de fitness que te proponen un planning.


Muy importante que el objetivo de peso a perder sea realista, si eres hombre perderás más rápido, si eres mujer debes tener más paciencia pero poco a poco lo conseguirás. Si ves que empiezas a perder la motivación puedes pedirnos consulta, la terapia también sirve para esto, he ayudado a varias personas a conseguir su peso ideal sin perder la motivación a lo largo de meses.


Para terminar el plan de acción decide qué vas a hacer cada semana para conseguir estar un poco más cerca. Cada semana escribe algo que debas conseguir.


9. Márcate hitos en los que evaluarte y reforzarte


Esto viene muy unido a lo que he dicho en el anterior punto. Márcate metas semanales y refuérzate cada vez que las consigas, puede ser comprarte algo, o ir a algún sitio que te guste, ver esa peli que hace tanto que te apetece ver, dedicarte un día de belleza o cuidado para ti... es muy importante que te refuerces porque eso mantiene la motivación.


Cada vez que hayas conseguido un hito estás más cerca de tu objetivo y eso tiene mucho mérito porque significa que has vencido al agobio, al cansancio, a la frustración y sigues en el camino de los valientes. Refuérzate, te lo mereces.


10. Corrige o cambia el rumbo si ves que te estancas

Por eso es muy importante la evaluación semanal o mensual, para no perder mucho tiempo en llevar un plan hasta el final y luego ver que no ha funcionado.


El plan de Acción que diseñamos no es una ley que debes cumplir a rajatabla sino un boceto que puedes ir modificando y mejorando con el tiempo y con los avances o fracasos.


No veas los fracasos como algo malo, solo te están indicando que por ahí no vas bien... ¿por que en vez de adelgazar lo que tenías que adelgazar no lo has hecho? busca la causa, haz las modificaciones necesarias en tu plan y sigue adelante.


Cuando llegues al último paso evalúa si has conseguido lo que querías. Si has seguido todos estos pasos ¡seguro que si! pues no pares, ahora a por el siguiente.



Por último recordar que si necesitas ayuda profesional para conseguir lo que quieres tenemos a tu disposición especialistas que te pueden ayudar: desarrollo personal, pareja, familia, coaching. Pide una primera sesión gratuita sin compromiso y cuéntanos tu caso. Solicitar Sesión.



Espero que este artículo te ayude y lo pongas en marcha. Si te ha gustado no te olvides de compartirlo para que ayude a otras personas. Si tienes alguna opinión, sugerencia, consejo o pregunta ¡no te cortes! déjanos un comentario.



Descárgate nuestro calendario y comienza a planificar ¡El Mejor Año de tu vida!


Calendario 2019

Descargar Calendario PNG


Descargar Calendario PDF




Y si necesitas contactar con nosotras en privado puedes hacerlo a través del formulario de contacto o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info


¡Muchas gracias por leernos!








0 vistas